El alumno, que tiene dos trabajos, no encontró una niñera con la que dejar a la niña y recordó que su profesor le dijo que podía llevarla a clase si se veía obligado a ello.