El licopeno, un antioxidante que confiere el color rojo a algunas frutas y verduras, permite reducir el riesgo de padecer la enfermedad hepática grasa, la inflamación y el desarrollo de cáncer de hígado.