El impulsor de la iniciativa, un tailandés que tenía la intención de entregar su negocio al futuro yerno explicó que el interés que despertó su propuesta se ha vuelto perjudicial para su familia.