El animal cruzó la calle y se dirigió al estacionamiento de un edificio. Finalmente, le debieron dar pescado para hacer que se baje del vehículo.