El hombre tiene un puesto de venta de tortas fritas en San Ramón, departamento de Canelones.