Florencia Kirchner, de 29 años, está acusada junto a su hermano Máximo y a su madre, entre otros, en una causa por presunto lavado de activos y asociación ilícita.