El artista estaba cantando cuando cayó a un foso de tres metros de profundidad, que no estaba cubierto.