En cinco meses, el Ministerio del Interior en conjunto con la Secretaría de Deportes incautó más de 2.500 sustancias prohibidas en el país.